Estrategias de empresas industriales en el nuevo escenario competitivo internacional

El nuevo escenario que encaran nuestras empresas industriales resulta cada día más complejo por la incorporación de empresas emergentes, la configuración de nuevos espacios de competencia, el renacimiento industrial de ciertas economías, etc. Ante este panorama, ¿qué rasgos deben tener las nuevas estrategias empresariales?

  • Visión dual (futuro + presente). Necesitamos generar proyectos de largo plazo, basados en la identidad de la organización, generando una dinámica de futurización - exploración -búsqueda de la disrupción en nuestro sector, manteniendo conversaciones estratégicas continuas, desarrollando la capacidad de adaptación a lo nuevo y fomentando el tuneo estratégico para competir a nivel global.
  • Tamaño mínimo eficiente. Durante años se ha sacralizado la necesidad de crecer y alcanzar el mayor tamaño posible. Debemos instalar la idea de configurar un tamaño mínimo eficiente que sustituya el paradigma del crecimiento a ultranza, buscando crear un proyecto empresarial sostenible a largo plazo.
  • Praxis global. Cada organización debe estructurar integralmente sus actividades internacionales considerando la reorganización mundial de los sectores en los que participa, el crecimiento y comportamiento de cada mercado, la articulación de cadenas de valor globales, las áreas de desarrollo de la innovación, aprendiendo a “dirigir en la distancia” y diseñando configuraciones organizativas mutilocalizadas.
  • Fabricación avanzada. La incorporación de nuevas tecnologías (convergentes o específicas), de inteligencia y valor añadido a productos y servicios, la configuración de una oferta adaptada a las necesidades de nichos de clientes, etc., como nuevas claves competitivas.
  • Modelo de negocio innovador y coherente. Generar una propuesta de valor diferenciada frente a los competidores vertebrada en segmentos concretos de clientes, a través de un proyecto coherente que potencie la adquisición de las capacidades esenciales para desarrollarlo, establezca las alianzas necesarias, incorpore canales de contacto con los clientes, estructurando un modelo propio de ingresos y costes.
  • Proyecto basado en las personas. La empresa industrial moderna debe dar un nuevo sentido a la participación (en propiedad, gestión y/o resultados) de las personas en el proyecto empresarial, atrayendo y reteniendo talento (factor escaso), diseñando mecanismos de vinculación y desarrollo profesional, integrando la diversidad genética derivada de los procesos de internacionalización y reforzando la identidad de la organización.

 

*Publicado en Estrategia Empresarial, 16 - 31 de Marzo 2014

Sabin Azua

Leer el curriculum en este enlace

Read Sabin´s CV here

Medios