La Misión ha muerto. Potenciemos la identidad de la Organización

El título de este artículo puede resultar algo provocador dado que durante muchos años todos los consultores del área estratégica hemos fomentado la identificación de la Visión y la Misión de la Empresa como un compendio del sentido de dirección estratégica de las organizaciones. De hecho es difícil encontrar empresas e instituciones que no hayan incorporado este concepto a la praxis de sus organizaciones.

En mi opinión el concepto tiene la bondad de resumir el planteamiento estratégico de una organización pero contiene varias limitaciones en su uso práctico: 1) la mayor parte de las empresas buscan una frase marketiniana que tenga fuerza a nivel interno y externo, 2) en numerosas ocasiones es válida para la organización y al mismo tiempo para una empresa competidora, 3) generalmente está vinculado con el sentido de futuro de la organización sin tener en consideración otros elementos vertebradores del proceso de transformación, 4) normalmente es formulada por consultores (ó fuertemente influida por ellos) y no por los responsables de conducir el proceso de transformación de las empresas.

Creo que el entorno competitivo en el que nos movemos así como la necesidad de vincular a las empresas con un proyecto propio, hace necesaria la búsqueda de nuevos conceptos que contengan el proyecto estratégico de una organización. En ese sentido estamos trabajando en la formulación del concepto de Identidad de la Organización, como alternativa al concepto de Misión.

La Identidad de la Organización parte de la consideración de que en el entorno competitivo existe un lugar específico que solamente una organización puede llenar, no hay dos proyectos empresariales idénticos, por lo tanto debemos desarrollar los diseños estratégicos sobre la mejor manera de ocupar ese espacio reservado para nuestra organización.

En mi opinión, la Identidad de la Organización se conforma en base a la adecuada combinación de tres elementos básicos:

  • La Historia de la Organización. Es lo que algunos llaman el Código Genético de una organización. La estrategia de una organización estará fuertemente influenciada por las decisiones y los sucesos vívidos por la organización en el pasado. Muchas veces nos olvidamos en las fases de diseño estratégico de las organizaciones de los condicionantes derivados de la historia de la misma.
  • Las Limitaciones y Oportunidades derivadas de la Situación Actual. El proyecto estratégico debe tener en consideración tanto las limitaciones como las oportunidades que surgen de la situación de partida de la organización: sus accionistas, el equipo directivo, los sistemas de gestión, etc. Muchas veces el diseño de las Misiones se olvida de tener en consideración estos elementos que terminan limitando las capacidades de desarrollo futuro.
  • El Sentido Aspiracional. Es el Sueño sobre el futuro de la organización, el espacio que desea ocupar, el modelo de transformación,  el sentido de dirección futuro que debe orientar el proceso de toma de decisiones en la organización y los esfuerzos de innovación de las personas para avanzar hacia nuevos espacios únicos, diferenciales.

Creo que la búsqueda de nuevos conceptos en materia de gestión y de concretar los mecanismos de implantarlos en las organizaciones es una de las tareas más relevantes para el desarrollo de la competitividad de las empresas de nuestro entorno, siendo la formulación de estrategias innovadoras el motor de la transformación de las organizaciones. Creo que el Cluster del Conocimiento del País Vasco es el ámbito ideal para la innovación en este campo.

Sabin Azua

Leer el curriculum en este enlace

Read Sabin´s CV here

Medios