Mucho logrado, mucho por hacer. Aprovechemos las oportunidades en internacionalización

Las exportaciones vascas están siendo una de las pocas notas económicas positivas de la crisis. Gracias a la temprana y continuada apuesta de empresas por el comercio exterior, Euskadi es hoy una economía abierta. En 2012, las exportaciones vascas superaron los 20.000 millones de euros, equivalente al 31% del PIB, y todo apunta a que 2013 ha sido un año de record.  Todo ello nos sitúa entre las primeras regiones europeas en propensión exportadora.

Sin embargo, algunas estadísticas de detalle de nuestro comercio exterior cuestionan parcialmente esta foto. Nuestra naturaleza industrial explica en parte los éxitos en exportación, hasta el punto de que teniendo en cuenta la estructura económica, estaríamos por debajo de la media europea en propensión exportadora. Nuestras ventas exteriores siguen estando muy concentradas en pocos países cercanos. UE15 concentró el 56% de las exportaciones vascas en 2012, frente al 10% de NAFTA o el 6% de países BRIC. Por sectores, el 80% de la exportación proviene de bienes de equipo, semimanufacturas y automóvil, sectores clave pero muy presionados por la competencia de menor coste. Si traducimos estos datos a empresas concretas, nos encontramos con que en Euskadi había en 2012 2.700 exportadores habituales, el  2% del total de empresas, y menos de 500 de ellas contribuían al 90% de la exportación anual.

Desde B+I Strategy interpretamos estos datos contrapuestos en clave de fortaleza y oportunidad. Euskadi tiene historia y presente exportador que nos permiten contar hoy con más de 150 empresas multilocalizadas. En los últimos 30 años hemos generado una importante red público-privada de servicios avanzados de apoyo a la internacionalización. Hemos formado y seguimos formando profesionales de comercio exterior altamente cualificados. Estos activos pueden ayudar a ampliar nuestra base exportadora, a elevar las ventas internacionales de los ya internacionalizados, a diversificar mercados y reforzar los modelos de negocio de nuestras mini-multinacionales. Lograrlo no será fácil, pero es necesario. 

Hay muchas formas de abordar una nueva oleada de internacionalización empresarial. Nosotros apostamos por  las basadas en la colaboración, pues nos han traído hasta aquí y nos permiten compartir el gran reto que supone la internacionalización. Existen muchas oportunidades en internacionalización; aprovechémoslas.

 

*Publicado en Estrategia Empresarial 16-28 de Febrero 

Medios